EL TIEMPO


sábado, 17 de febrero de 2018

FIN DE LA LIGA REGULAR PEOR QUE REGULAR

El último partido de la Liga Regular disputado en Las Salinas el 11 de febrero fue un día muy tonto. Sí, escribimos esta crónica por dejar algo para la posteridad y la Historia del Pádel pero fue un domingo sin pena ni gloria. El resultado, lo de menos. Ya se lo imaginan los lectores habituales de este blog y los detractores del equipo, que volvieron a descorchar champán. Pero es que los amigos de El Moral A se lo tomaron demasiado en serio. Venían como si fuésemos a jugar al pádel y así no puede ser. Total, que como vimos que tenían tantas ganas de ganarlo todo, para qué amargarles el viaje hasta El Puerto.
Mañana muy fría en el club café Las Salinas, donde ni con café despertaron algunos de los nuestros, aún convalecientes de diferentes operaciones nocturnas, como suele ser habitual cada vez que jugamos un domingo. Maldito calendario. ¿Nadie en las SNP se ha dado cuenta de que los sábados son para salir? Y los jueves, y los viernes, y los martes con sus pachangas... Así es imposible.
Asistimos, esta vez de verdad, a la reaparición del gran Lolo Sibila, que tras su lesión de seis meses y la de veinte días tras jugar con Rafa volvía a las pistas en alta competición. No fue su día, como tampoco el de sus compañeros, pero al menos esta vez Lolo salió por su propio pie de las pistas, eso sí, sin su habitual cohorte de fans femeninas, que optaron por ver el paso de las aves zancudas por el parque natural de la Bahía. "Yo no podía hacé ná hoy, zi estoy fatá del corvejón... Y mi mujén llamándome pa ir al carrefús, azin no ze puedes...", fueron sus únicas declaraciones a través de un traductor oficial.
Tras el fin de la Liga Regular, nuestro capitán Javi ofreció una rueda de prensa a modo de balance, en la que no dejó títere con cabeza. Empezó pidiéndole al camarero del local un par de cubatas antes de hablar y a partir de ahí se explayó contundentemente: "Este ha sido un año para olvidar. Camarero, por favor, otro cubata".
Ahora llegan los 'play off', una parte de la competición que se les da muy bien a los Men in Blue, acostumbrados a estar siempre en el filo de la navaja y a jugar con fuego. Que tiemblen nuestros rivales porque vamos a por todas. A por todas las cervezas. 


Julio y Josemi, mal.

Godgui y Edu, muy mal.

Lolo y Miguel Ángel V., vamos a dejarlo.

Mati y Miguel, asín asín... Pero ná.

Lolo se encara con el paparazzi del equipo, al que amenaza con darle una mascá.

Javi trata de esconderse una botella de Aquarius que ingirió descaradamente, dando un pésimo ejemplo. Por fortuna, algunos compañeros le llevaron a Frontela y le hicieron un lavado de estómago que acabaría salvándole la vida y la reputación social.

Lolo observa boquiabierto los lances del juego, mientras un jugador del equipo rival se toma plácidamente un té con leche. Otro síntoma del fin de los tiempos.

Imagen dinámica de Mati y Miguel Ángel en su partido, que fue ofrecido en directo a través de diferentes plataformas digitales entre anuncio y anuncio de Meritene.

El jugador de El Moral seguía bebiendo té con leche antes de su partido, lo que fue considerado por nuestro gabinete jurídico como una forma de dopping, por lo que hemos elevado una protesta a las SNP con la esperanza de que al menos podamos recuperar la taza que se llevó de Las Salinas. Así no se puede jugar...

Mati, cual fiera enjaulada antes de su partido, con su mirada felina que acaba causando pavor entre los rivales. "Soy un mostruo en cautividá..." se le oía decir.


Impactante imagen de Lolo y Miguel Ángel viendo pasar la cabalgata de Carnaval de Chipiona.

Jaime G. no pudo jugar por su lesión, pero no quiso dejar solos en semejante trance a sus compañeros y acudió a la cafetería de Las Salinas con espíritu ganador.

Lolo mostró su sorpresa al comprobar que su cantimplora repleta de mate con ginebra estaba vacía. El suceso fue atribuido a un Men in Blue que tenía sed. La cara de Lolo es el rostro de la desesperación. Eso no se hace.

Julio intentó, tras su derrota, hacer propaganda de Torrot, sin darse cuenta de que en realidad estaba dándole relieve a Las Campanas, Frutos Secos, de la calle San Sebastián. Esta semana ofertas de paquetes de altramuces a un euro.

Tras su partido, como es costumbre, Mati echó mano de su pijama y llamó a su casa para que le prepararan la papilla correspondiente y le pusieran en la tele el último capítulo de 'Los Roper'.

Julio trató de utilizar para pagar la tarjeta de crédito de la Asociación de Mecánicos Jubilados de Barbastro, pero no le funcionó.

Miguel Ángel vuelve a mirar a Jaime con los ojos de un espectador de los Simpsons, aunque trató de disimularlo.

Un guardacostas perdido a la deriva en Las Salinas se acercó a las pistas para interesarse por la deriva de los Men in Blue.

En su conversación con Julio, éste le dijo que tenía que irse pronto y que no podría seguir hablando de las mareas de Poniente ni de los últimos avances en termodinámica. "Es que me tengo que ir ya, señor guardacostas, me tengo que ir urgentemente..."

Efectivamente, había un motivo: alguien recogió a Julio a pie de pista para que pudiese hacer a tiempo el pisto con huevo y dedicarse a sus obligaciones contractuales.


Nuestra felicitación al equipo El Moral A por su victoria y nuestros mejores deseos en la competición. Asimismo, hacemos un llamamiento a toda la afición de los Men in Blue, que es mucha, para que NO asista a los próximos partidos y evite así una profunda decepción. Nuestros patrocinadores nos han regalado unas cajas de cinta de embalar para colocarla encima de sus logos en las camisetas. 

*******


martes, 13 de febrero de 2018

CINEMA IN BLUE: TARZÁN



Título original: Tarzán
Año: 2018
Producción: Kazajistán
Intérpretes: Miguel Ángel V. (Tarzán), Jaime E. (oso), Luis Alfonso Julio (cazador), Edu (negrito    de la tribu Guanamino), Juan Pablo (doctor), Miguel Ángel G. (porteador), Josemi (Jane), Godgui       (Mowgli), Rafa (Chita), Javi (negro de la tribu de los Guarigua), Tote (hombre blanco al que se           comen los caníbales guisado en una olla), Jaime G. (turista), Mati (madre de Jane, suegra de               Tarzán), Lolo (brujo chamán).

Sinopsis: Nueva adaptación de las aventuras de este famoso personaje. En esta ocasión, Tarzán está condenado a hacer todas las tareas del hogar en la cabaña sobre el árbol porque Jane le ha puesto las pilas después de colarse repetidas veces por casa en mal estado, obligándole a dormir la mona con la mona Chita. Ahora deberá hacer el cuerpo de casa e ir todos los días a hacer la compra. Gran deportista, acostumbrado a dar grandes saltos de liana en liana (y tiro porque me da la gana), Tarzán llega rápidamente todos los días al Makro y es el primero en conseguir las grandes ofertas existentes, sobre todo en la sección de perecederos. Hasta que un día la carne de cocodrilo que suele comprar a buen precio resulta ser un fraude, pues en realidad es carne de ornitorrinco, por lo que él, su mujer, su suegra y Chita resultan intoxicados de gravedad. Tras ser atendidos por un doctor que aprobó la carrera a base de sobornos, recurren desesperados a las técnicas de un chamán para tratar de ser curados. El resultado es que el chamán los vende a una tribu de caníbales que los quieren echar a una olla (sin premio) para comérselos, pero no caben, pues en ella está un hombre blanco explorador que la ocupa entera, por lo que aprovechan para escapar. Todos menos la suegra de Tarzán, que es cedida amablemente por la familia a los caníbales. Cuando empiezan a comérsela, éstos resultan intoxicados. Un cazador que pasaba por el lugar rescata a la suegra, a la que ya le habían comido un pie, y se casa felizmente con ella.
Makroproducción kazajistaní que ha sido nominada a los Premios de Cine Gastronómico en el apartado de Quesos. 

Lo mejor: 
-El realismo de muchas escenas, rodadas en las Dunas de San Antón, entre eucaliptos, que nos trasladan a la selva.
-La reaparición cinematográfica de Godgui como Mowgli en un cameo con Chita que es todo un mensaje de amor a los animales.
-El final, con el cazador y la suegra de Tarzán, juntos de la mano perdiéndose por un serro, ella cojeando.

Lo peor:
-En la versión definitiva nos quedamos sin ver al oso porque el actor que lo iba a interpretar llegó tarde a todos los rodajes y en estado de perjudicación.
-El famoso grito de Tarzán, doblado por Rafa, resulta ensordecedor e incluye insultos horribles.
-Deberían haber doblado las escenas en las que habla Lolo o al menos poner subtítulos.

Valoración: (**) Por poner algo.